PUBLICIDAD

¿Qué es la reflexología?

altaltaltaltLa reflexología es una técnica para diagnosticar y tratar el dolor y otros síntomas en el cuerpo humano. Trabajando/masajeando ciertas áreas del cuerpo con presión dedal – particularmente los pies – aliviar tensiones y bloqueos a nivel físico (órganos, músculos) y emocional.

Presionar puntos es un remedio antiguo y ha sido usado desde hace unos cinco mil años por los chinos y también por los antiguos egipcios. Llegó a occidente en el año 1917 por el medico norteamericano Dr. William Fitzgerald, quien publicó un libro titulado “Terapia de Zonas”. En esta edición describió sus experiencias en presionar puntos en las manos de sus pacientes para quitar el dolor de manos, hombros y brazos hasta la mandíbula, cara, orejas y nariz. Su teoría era, que todas las partes dentro de una zona están conectadas energéticamente e interactúan.

 Como resultado de sus estudios, el Dr. Fitzgerald separó el cuerpo humano en varias zonas, a lo largo con 10 líneas desde de los dedos de los pies hasta la cabeza.

 Actualmente la reflexología trabaja principalmente los pies, pero también se masajean las manos, el abdomen, el pecho, la cabeza (cráneo), las orejas y la cara.

 En esta técnica no se usa ningún tipo de medicación sino solo una manera concreta de presionar y masajear puntos específicos en el cuerpo. La idea de la reflexología está basada en un fluido de energía en el sistema humano que sigue una ruta fija, conectando cada órgano, músculo y glándula. Bloqueos en estas vías energéticas se manifiestan en puntos sensibles en el cuerpo, los cuales indican problemas o dolencias en otras áreas.

 El tratamiento de los puntos sensibles efectúa una limpieza de estos canales energéticos, reestablece el fluido de la energía y al mismo tiempo sana las zonas afectadas.

El terapeuta aplica un masaje suave con sus dedos, con movimientos tranquilos y al mismo tiempo firmes en la zona a tratar, principalmente en los pies.

 Se puede emplear la reflexología en innumerables casos de problemas físicos y emocionales, aliviando dolor de cabeza, dolor de espalda, digestión, resfriados, asma, estrés y tensión general, entre otros.

Aunque la Reflexología tiene muchos beneficios, tampoco puede ayudar en casos que requieren una consulta médica o una intervención quirúrgica. Además hay condiciones inapropiadas como por ejemplo la diabetes, flebitis y para personas con problemas cardiacos.

 En resumen, la reflexología es un remedio natural, agradable y relajante para curar desequilibrios en el sistema humano.

 

 (*) Por  Nabila G. Welk,terapeuta, reflexologa e instructora. www.ito-tecnicasorientalesintegrales.com. Teléfono: 680 273 678

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar